Flores de Bach

taller relajación profunda tratamiento ansiedad estrés cansancio agotamiento cursos crecimiento personal terapias alternativas respiración meditación relax calma sanar evolucionar relajarse reiki flores de bach energía emociones Lorena Giocasta Barcelona

Las Flores de Bach son esencias obtenidas de las plantas a través de un procedimiento que extrae la vibración energética de las mismas. Las 38 esencias que el Dr. Edward Bach descubrió y sintetizó son por lo tanto remedios vibracionales, actúan en el campo energético de la persona. Cuando la persona genera interiormente un conflicto emocional, se crea un desequilibrio energético en su campo y esto largo plazo puede provocar consecuencias a nivel físico. Las flores de Bach actúan sobre tal desequilibrio restableciendo el normal y correcto funcionamiento del cuerpo energético, Teniendo como resultado final la armonización emocional. Son remedios totalmente naturales y no interactúan ni con medicamentos ni con nada. Su trabajo consiste en ayudarnos a tomar conciencia de tal conflicto o desequilibrio, reconocer nuestras propias emociones, permitirnos expresarlas y aprender a gestionarlas. Las 38 flores trabajan diferentes estados de ánimo, emociones y patrones de personalidad. Su sinergia nos permite llegar muy en profundidad en el conocimiento de uno mismo, ya que se potencian entre ellas. La terapia floral es un aliado muy valioso tanto en la sanación físico-energética cuanto en la gestión emocional, el autoconocimiento y en el proceso de crecimiento personal.

Hay dos maneras de utilizar las flores de Bach: tomar las flores o hacer terapia floral.

Cuando simplemente tomamos las flores de Bach, por ejemplo porque nos la han aconsejado o porque en el herbolario o farmacia nos las sugieren, lo que hacemos es tomar un remedio para aliviar un síntoma. Por ejemplo, algo muy común, es suministrar el Rescue Remedy (una de las esencias de Bach) cuando se presenta ansiedad. Como las 38 flores trabajan diferentes estados emocionales hay muchas más esencias a considerar en un cuadro de ansiedad. Además la toma de flores sin terapia actúa superficialmente en nuestra sanación.

Hacer terapia floral quiere decir hacer un camino de consciencia y conocimiento de uno mismo. En terapia tratamos la causa y no el síntoma, utilizamos las flores de una manera distinta y aprovechamos al máximo su potencialidad. La acción equilibradora de las esencias es respaldada por un acompañamiento emocional consciente. La persona se sana a nivel profundo pudiendo expresar lo que necesite, tomar conciencia e interiorizar procesos emocionales complejos. En definitiva es protagonista y espectadora de su própria sanación.